lunes, 24 de octubre de 2011

Donde acaban los sueños...

—¡Tres salen, dos entran! ¡Tres salen, dos entran!

"Siempre igual", pensó. Ignoró los gritos y se dirigió al pequeño cuartucho acristalado del lateral de la estancia. Allí estaba Mayte, su ayudante; enfrascada en sus crucigramas.

—Sabía que habías llegado, sin mirar. El pobre Germán puede ser útil y todo...
—Sí, es automático. Abres la puerta y ¡pum! Te conviertes en molécula que atraviesa una bomba sodio/potasio... ¿Cómo está el resto? ¿Sonia?
—Mejor. Ya no intenta diseccionar a sus compañeros... Y Elena bien, sin novedad.

Se giró y miró a la joven que escribía incesantemente en la pizarra. "ATCG". Las letras de la vida. Una y otra vez, sin parar desde hacía meses.

Fue entonces cuando vio el papel que yacía sobre la mesa.
—De Marcos.
—“Iglesia Catiónica, Apoptótica y Clonada”… Pobres muchachos; ser becario es muy duro… Trae la medicación, es hora del tratamiento.

···

Algunos ya conocéis este relato, pero considero apropiado que esté también aquí publicado. Se trata de un texto que escribí hace poco para el Certamen de Microrrelatos Científicos Feelsynapsis 5'-3' de Feelsynapsis, aunque finalmente decidí no participar.

Y pensar en todo lo que ocupaba la primera versión, cuando el único límite impuesto por las bases era el no superar las 160 palabras...

3 comentarios :

  1. ... ya que estamos de traslado...

    "Los sueños nunca acaban... sólo evolucionan, son dinámicos, se transforman... incluso la percepción que tenga quien los genere...
    Que te entiendan o no... da igual... al final tienes un público, muy particular, muy concreto, y muy reducido, tomando en cuenta que somos muchos en el mundo...
    Algún rasgo de Obsesivo-Compulsivo en el escrito?
    Ser becario, es un privilegio... los mortales se quedan fuera...
    Intuyo que el autor se ubica en el nivel 4 de la pirámide de Maslow , a poco de subir al 5º.
    Pobres muchachos, quizás no sean conscientes de todo lo que los mortales desearían haber alcanzado como ellos...
    La mía sería terapia a la vieja escuela, 2 nalgadas y a correr... ;P
    Muy bueno. Me gustó mucho... tanto que no me resistí a comentar... espero que mis atrevidos dedos no hayan agraviado al autor, puesto que no es mi intención."

    ...hace 120 días... ;P

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que participar, ¿por qué no hacerlo? Lo peor que te puede pasar es que te digan que no o que no te digan nada, no importa, lo importante es que uno esté satisfecho con lo que haga, y que yo esté aquí para comentarlo...jejeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. @Xatina:
    Jaja, ¿hace tanto que se publicó el relato en Feelsynapsis? Cómo pasa el tiempo...
    Gracias entonces y ahora por el comentario ;)

    @Quejica:
    Bueno... Ya sea porque no quedo contento con el resultado final, o porque el concurso en sí no me convence (las bases y demás) muchas veces descarto la participación en el último momento.
    Visto de otra forma, los Concursos son un estimulo más para escribir. Una especie de ejercicio o problema que resolver jaja.

    Gracias por pasarte ;)

    ResponderEliminar