lunes, 24 de octubre de 2011

Donde acaban los sueños...

—¡Tres salen, dos entran! ¡Tres salen, dos entran!

"Siempre igual", pensó. Ignoró los gritos y se dirigió al pequeño cuartucho acristalado del lateral de la estancia. Allí estaba Mayte, su ayudante; enfrascada en sus crucigramas.

—Sabía que habías llegado, sin mirar. El pobre Germán puede ser útil y todo...
—Sí, es automático. Abres la puerta y ¡pum! Te conviertes en molécula que atraviesa una bomba sodio/potasio... ¿Cómo está el resto? ¿Sonia?
—Mejor. Ya no intenta diseccionar a sus compañeros... Y Elena bien, sin novedad.

Se giró y miró a la joven que escribía incesantemente en la pizarra. "ATCG". Las letras de la vida. Una y otra vez, sin parar desde hacía meses.

Fue entonces cuando vio el papel que yacía sobre la mesa.
—De Marcos.
—“Iglesia Catiónica, Apoptótica y Clonada”… Pobres muchachos; ser becario es muy duro… Trae la medicación, es hora del tratamiento.

···

Algunos ya conocéis este relato, pero considero apropiado que esté también aquí publicado. Se trata de un texto que escribí hace poco para el Certamen de Microrrelatos Científicos Feelsynapsis 5'-3' de Feelsynapsis, aunque finalmente decidí no participar.

Y pensar en todo lo que ocupaba la primera versión, cuando el único límite impuesto por las bases era el no superar las 160 palabras...

viernes, 21 de octubre de 2011

Sobre mi amiga la gripe

Ay, la amistad... Tan valorada por algunos y tan menospreciada por otros. Hay gente que incluso se jacta de no tener amigos... pero mienten. Todos tenemos amigos, en mayor o menor medida. Muchos los quieren sólo para tomarse unas copas; otros para derrumbarse en su hombro y alguno incluso para sentirse durante unos momentos superior a otra persona. Mas haberlos, haylos.
Pero hoy no quería hablar de eso, de la típica "clasificación de amigos". Quería presentaros a mi nueva amiga: ¡la gripe!
Sí, lo sé. Diréis que no me conviene, que no es de fiar; pero creerme que son todo habladurías. Yo mismo renegaba de ella hasta que me puse a pensar y vi que su amistad, en realidad, no me daba más que ventajas...

Por un lado ya no tienes que buscar excusas para vaguear y pasarte el día tirado en la cama. Cuando estás con ella no sólo no te miran mal si lo haces, ¡sino que te lo recomiendan encarecidamente! Que sí, que no puedes hacer cosas que podrías hacer con otra "amiga" en la cama... Pero nadie te quita la tranquilidad de estar en posición horizontal lejos de las inclemencias temporales de la vida exterior.

Y no sólo eso, sino que tu amiga te regala un verdadero viaje a un mundo de aventuras sin precedentes (¡y sin drogas de por medio!). Tan sólo con subirte un par de grados la temperatura corporal es capaz de hacerte ver elefantes rosas danzarines o gráciles cadenas de DNA parlante (como lo leéis). Y a veces ni siquiera necesitarás cerrar los ojos...

Además, y ya puestos a no salir de la cama, la gripe te permite completar de una vez el ciclo de cine "Películas que Siempre Quisiste Ver Y Nunca Tuviste Tiempo O Ganas Suficientes Para Ello". Así, por ejemplo, he descubierto a mi avanzada edad de 24 años la grandeza de los spaghetti western y el carisma que tiene Clint Eastwood bajo un poncho sucio y descosido.
O incluso ponerte nostálgico y recordar series que veías hace años, como "ALF" (a la cual me he vuelto a enganchar sin remedio alguno...) o "Becker" (como "House" pero en los '90, con más dinamismo y mala leche). Sea como sea, no te aburres en ningún momento.

Por supuesto que no todo es cama, en algún momento tienes que levantarte. A lo que sea. Es entonces cuando te miras en el espejo y pegas un salto de sorpresa. Sí, ése eres tú. Tú sin algunos kilitos que, dicho sea de paso, te sobraban. Ni te ha hecho falta correr maratones ni probar dietas estúpidas y peligrosas como la Dukan Dhu esa. Has adelgazado estando tirado en la cama mientras mirabas una pantalla. Como tiene que ser.

Pero la gripe también se preocupa por tus tareas, por supuesto. Sólo con su presencia recuerdas todo lo que tienes pendiente y deberías estar haciendo. De hecho, esta amiga siempre aparece cuando más trabajo tienes, ¡precisamente para eso! Para que no te olvides de nada y puedas decir adiós a agendas escolares con dibujos de Bob Esponja y post-its de colores horteras. ¡Qué maja eres, gripe!

Como veis son todo ventajas. Yo siempre la defenderé y disfrutaré de su compañía, como toda esta semana pasada. Y que toda esta frase aparezca tachada si en realidad toda este texto es irónico.

¡Gracias, gripe!

"¡De nada, Álvaro! Jo, qué virus más guapo soy..." (foto de kat m research)

···

PD: No me tengan muy en cuenta este post de inauguración del blog. Mi "amiga" aún sigue rondándome...

jueves, 20 de octubre de 2011

Borrador 0

...

*Afilando el lápiz*

...

Bienvenidos todos a esta nueva locura, un proyecto pensado durante mucho tiempo.

Hasta ahora tenía dos blogs: Cohntinua ("novela" en forma de actualizaciones periódicas) y Desde el núcleo (novedades y curiosidades científicas accesibles para todo el mundo); pero muchas veces uno tiene la necesidad de escribir palabras que no se ajustan a ninguno de los dos sitios. Textos rápidos sin muchas pretensiones, como relatos cortos o artículos de opinión. Es ahí donde nace y toma sentido (tanto en naturaleza como en nombre) "Escribiendo a mano alzada".

No sólo eso, sino que puede llegar a convertirse en un verdadero "cajón de borradores" donde incluir otras creaciones como dibujos o música. Todo ello para, en último término, transformar este blog en una auténtica "página personal" en el que tener todo a mano, incluyendo los blogs ya existentes y los que están por llegar.

Ahora sólo queda hacerlo todo con buena letra...